Toma de posesión como Presidente de Paraguay

2012-06-23 - Federico Franco


Muchas gracias. Muy buenas noches. Queridos amigos, amigas;
Señor Presidente del Congreso Nacional, Senador Nacional Escribano Jorge Oviedo Matto;
Señor Presidente de la Honorable Cámara de Diputados, Ingeniero Víctor Bogado;
Señores Senadores; Señores, Señoras Diputados; autoridades; qeridos amigos de la prensa; compañeros de trabajo.
La República del Paraguay vive momentos difíciles y en estos momentos y en estas circunstancias, Dios y el destino quiso que asuma la presidencia de la república.Es el compromiso más grande y solamente será posible con la ayuda y colaboración de todos y cada uno de ustedes.
La única manera de poder llevar adelante, es entendiendo que el Paraguay tiene que ser construido entre todos los sectores. Colorados, liberales, cerristas y olimpistas, católicos y no católicos, con la unión de todos los sectores, de todos los partidos políticos y de los movimientos sociales.
He jurado ante Dios, sobre la misma biblia que había utilizado para jurar como Vicepresidente de la República y me ratifico en observar y hacer observar la Constitución y las leyes.
Me ratifico para que no haya ninguna duda, que con la mejor buena intención, pretendo con la ayuda y colaboración de cada uno de Uds llegar al 15 de agosto; y como mi padre Cástulo Franco, legar a mis hijos la satisfacción y la alegría de que puedan caminar por las calles de mi ciudad sin que nadie les señale nada, llegando hasta el 15 de agosto de 2013 y entregar la banda de Presidente de la república a otro paraguayo o paraguaya elegido democráticamente.
Es mi compromiso respetar las instituciones democráticas.
Toda la vida he sido una persona activa, convencida en la causa democrática y así lo demuestra mi foja de servicio político. Y hoy ante este honorable Congreso, vengo a ratificar mi voluntad irrestricta de respetar las instituciones democráticas, el estado de derecho, la vigencia de los derechos humanos y el compromiso de honrar las deudas y los compromisos asumidos por el gobierno.
Hoy, en el Paraguay, mediante un mecanismo constitucional se da la alternancia. No vengo con resentimientos. No tengo odios, tampoco rencores. Vengo como paraguayo, dispuesto a que hagamos juntos, todos los partidos con representación parlamentaria: Partido Colorado, Partido Liberal, Partido Unace, Partido Patria Querida o Partidos Demócrata Progresista, País Solidario, Encuentro Nacional, Tekojoja, con el propósito de que podamos llevar adelante juntos el compromiso.
Hace pocos días llorábamos la muerte de muchos compatriotas en la zona de Curuguaty. La mejor manera de honrar las muertes de estos compatriotas, oficiales de la policía y ciudadanos civiles paraguayos, es iniciando el verdadero desarrollo rural sostenible con énfasis en la agricultura familiar para que el próximo gobierno tenga un censo y un catastro que pueda seguir los planes.
Esta transición que hoy iniciamos se realiza dentro del orden constitucional y en absoluto respeto a las leyes, tratados internacionales, y de ninguna manera pone en riesgo la vigencia y el principio democrático universal.
A los amigos del orden público, a los amigos de las Fuerzas Militares y Fuerzas Policiales, les doy la absoluta garantía de que mi gobierno mantendrá un trato institucional y respetuoso. Terminó la época en que ocupan los cargos, amigos o parientes. Se va a respetar la foja de servicio, se va a respetar la idoneidad de cada oficial militar o policial, y se dará la tranquilidad a la ciudadanía de que este gobierno se encargará de velar por la seguridad del pueblo paraguayo.
He conversado con algunos cancilleres que vinieron hoy al Paraguay. No tuve ocasión de conversar con los medios de prensa ni con los señores parlamentarios, pero quiero relatarles casi textualmente lo que les dije a los señores cancilleres: este gobierno mantendrá un respeto irrestricto a la Constitución Nacional, a las leyes y a los tratados y acuerdos constitucionales, y al cumplimiento de obligaciones internacionales que tenemos como Estado.
Vamos a respetar el estado social de derecho, las instituciones democráticas, las libertades públicas y los derechos humanos.
La atención a la cuestión social será una prioridad fundamental en este gobierno. Siempre he reclamado la necesidad de atender la cuestión social del campo. Hetaiterei ñande compatriota paraguayo mboriahu ndorekói okaru haguã (muchos compatriotas nuestros, pobres, no tienen qué comer). El compromiso nuestro, el mío y el de este Congreso, les pido encarecidamente por la sangre derramada, por los oficiales de la policía y los campesinos, debe facilitar los recursos para la adquisición de predios y para iniciar de forma inmediata un desarrollo rural sostenible que permita una reforma agraria integral.
No pretendo hacer un programa de gobierno porque vamos a continuar absolutamente todo lo que se hizo en este periodo, del 2008 hasta hoy, que se haya hecho bien. Todos los proyectos exitosos y beneficiosos para el pueblo paraguayo vamos a continuarlos, pero vamos a dar un énfasis especial a la industrialización.
Nuestra energía, y es mi propuesta, señor presidente del Senado, presidente de la Cámara de Diputados, honorables senadores, honorables diputados, nuestra energía tenemos que utilizarla para industrializar el país. Me resisto a aceptar que el Paraguay tiene que nomás ceder su energía a países vecinos, omimbipa (brilla) San Pablo, Buenos Aires, ha ñande katu lo mitã ape Paraguaýpe pytumbýpe ñaime (mientras nosotros aquí en Asunción estamos a oscuras). Tenemos que cambiar esta situación, y para cambiar esta situación vamos a hacer juntos una política de Estado energética que permita utilizar la energía de Itaipú y Yacyretá para crear industrias, mano de obra, para que nunca más ningún paraguayo tenga que ir al extranjero en busca de trabajo.
Finalmente, con esta bandera rojo, blanco y azul, les pido que me ayuden. Tengo ganas, tengo voluntad, tengo experiencia, gracias a Dios tengo salud, pero no tengo todo el conocimiento. Quiero que me ayuden y quiero, el 15 de agosto del año que viene, al paraguayo o paraguaya electa democráticamente entregar un país organizado, sin más muertes, con tolerancia, con inclusión, con participación de todos los sectores, con la presencia de ricos y pobres, con la presencia de todos los sectores.
Por favor, Congreso Nacional, hagamos juntos política de Estado que permita al próximo gobierno llevar al país por el camino que le corresponde.
El Chaco paraguayo está llamado a ser la clave del progreso nacional. El Chaco paraguayo debe ser la puerta de llegada al Asia para América. El Atlántico y el Pacífico no se unen de ninguna manera, que no sea a través del Chaco paraguayo; por lo tanto, todos los proyectos que debamos llevar adelante como Ejecutivo y Legislativo lo vamos a hacer convencidos de que en el Chaco está la clave del progreso nacional.
Muchas gracias, ¡viva el Paraguay!