Vamos a derrotar al fascismo

2014-02-15 - Nicolás Maduro


Estamos en cadena nacional de radio y televisión, conectados con el alma de todo el pueblo de Venezuela.

¡Que viva Venezuela!

—¡Que viva!

¡Que viva el pueblo bolivariano!

—¡Que viva!

¡Que viva la memoria de Hugo Chávez!

—¡Que viva!

Vamos a empezar este acto de paz, de fuerza de paz vamos a empezarlo como debe ser, con el canto del himno de la Patria, el gloria al bravo pueblo en la voz de nuestro comandante eterno Hugo Chávez. Vamos todos, gloria al bravo pueblo.

(Interpretación del himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al bravo pueblo, en la voz del comandante supremo Hugo Chávez)

—Aplausos.

Presidente Nicolás Maduro: Bueno compatriotas es muy emocionante estar como ha dicho este extraordinario venezolano del siglo XX y del siglo XXI, José Vicente Rangel a quien pido un aplauso de amor de todo nuestro pueblo.

—Aplausos.

Es muy emocionante ver al pueblo de Venezuela, a la juventud venezolana, a los estudiantes de los liceos, de la universidades, a la juventud obrera en la calle diciendo queremos Patria, queremos paz, no queremos más violencia, no al fascismo.

—Grito de consignas.

Esta convocatoria a este primer gran evento que arranca hoy aquí en Caracas y que va a recorrer cada ciudad y cada pueblo de nuestra Patria, yo llamo a la juventud de los liceos, de las universidades, de los barrios, llamo a la clase obrera, a las mujeres, llamo a todo el pueblo a la calle a conquistar, a consolidar y a garantizar la paz en la calle, calle y más calle para que haya paz y más paz, Patria y más Patria ¿quieren calle? Vamos a darle calle a los que quieren calle ¿quieren ver el pueblo en la calle? Vamos entonces pues, llegó la hora de la calle otra vez.

—Grito de consignas.

Así va a ser. No podemos tener ni un milímetro de debilidad, ni un segundo de vacilación porque se trata de derrotar una corriente fascista que quiere acabar con la Patria, con la paz y la independencia que hoy tenemos y en nosotros no van a tener hombres y mujeres con debilidades frente a la violencia, el crimen, la ilegalidad y todo lo que representa el fascismo. Estamos defendiendo el derecho al estudio de nuestros hijos, estamos defendiendo el derecho al trabajo de la clase obrera, estamos defendiendo el derecho a la salud de todo nuestro pueblo que jamás lo tuvo, estamos defendiendo el derecho a una vivienda y una comunidad digna para el pueblo pobre, humilde de Venezuela.

Estamos defendiendo el derecho del pueblo a ser el poder político, a participar y a decidir las grandes decisiones de este país con entera y plena libertad estamos defendiendo el derecho al pueblo organizarse en comunas, consejos comunales, movimientos populares, estamos defendiendo una democracia protagónica como nunca en la historia se tuvo en Venezuela y como pocas veces ha existido en la historia de la humanidad, una democracia verdadera, del pueblo para el pueblo con el pueblo. Una democracia protagónica, participativa, una democracia revolucionaria, estamos defendiendo la independencia de la Patria y por eso es que esta avenida Bolívar en sólo 24 horas ha logrado convocar a miles de hombres y mujeres para decir: Queremos paz no al fascismo.

—Aplausos.

Por eso nuestro primer mensaje es que al fascismo le quede muy claro que no va haber debilidades a nivel internacional los fascistas se regodean en los medios de comunicación ¿y ustedes saben qué han dicho?, ¿verdad? Han dicho que los hechos de violencia generados contra la Fiscalía General de la República y contra la ciudad de Caracas del 12 de febrero ¡es culpa mía!

—¡No!

Ellos dicen que yo convoqué esa marcha, llegan a la locura de decir que yo convoqué a un autogolpe de Estado contra mí mismo para ponerme nuevamente por medio de un golpe de Estado y los medios internacionales, la mediática mundial ya le hemos dado un mensaje muy claro a este canal de noticias donde detrás está la mano de fascista enemigo de Venezuela: Álvaro Uribe Vélez, fascista que está detrás de todos estos movimientos violentos que se desarrollan en Venezuela, así lo declaro ¡Álvaro Uribe Vélez, está detrás financiando y dirigiendo estos movimientos fascistas! Y pretendía a través de un canal de televisión anti venezolano hacer lo mismo que hicieron aquel 11 de abril del año 2002, comenzar a generar zozobra, miedo, odio, a justificar lo injustificable y a llevar a nuestro país hacia un escenario de desestabilización que justificara un golpe de Estado contra el pueblo.

Bueno ese mismo 12 de febrero una vez que constaté las denuncias que hacían muchos de ustedes, tomé la decisión de sacar a ese canal fascista fuera de las ¡cableras venezolanas! que se vaya con su veneno al diablo.

—Aplausos y grito de consignas.

A Venezuela no la va a venir a desestabilizar y a llenar de violencia un canal de noticias antivenezolano, antibolivariano, fascistoide que se vayan pa’l diablo, pa’ no decirles que se vayan pa’ donde tienen que irse. Que se vayan con su fascismo pa’ el carajo y dejen quieto al pueblo de Venezuela.

—Aplausos.

Con nuestro trabajo diario. Para construir Patria.

—Grito de consignas.

Ahora los hechos están muy claros y Venezuela debe evaluar y sacar sus propias conclusiones, aquí hay dos modelos muy claramente definidos, aquí hay dos liderazgos muy claramente definidos por un lado los que sabotean la economía, los que le hacen guerra económica al pueblo para quitarle sus productos, los que sabotean el servicio eléctrico cuando estamos en períodos electorales, los que convocan públicamente a fórmulas inconstitucionales para derrocar al gobierno legítimo que presido, los que preparan bandas armadas y violentas para salir a la calle simultáneamente y quemar, atacar sitios emblemáticos del poder público en varias ciudades del país incluyendo nuestra capital Caracas. Los que cobardemente se infiltran en la marcha de la juventud, fascistas, convocan a los grupos violentos de esa juventud a enfrentar a las fuerzas del orden y luego se van cobardes a esconderse, a llorar en sus miedos y cobardías como está el prófugo de la justicia temblando de miedo, cobarde fascista entrégate que te estamos buscando cobarde.

—Aplausos y grito de consignas.

Después de incendiar al país y salía como ustedes saben con una sobredosis siempre encima, una sobredosis de odio, de cobardía retando al poder del pueblo, fueron ellos precandidatos patiquines fascistas quienes el 23 de enero, mientras el pueblo marchaba por miles daban una rueda de prensa allá en un hotel del este para convocar a una ruta golpista que incluía los eventos del 12 de febrero con la intención de manchar la celebración del bicentenario de la Batalla de La Victoria, hay que ser bien malvado y perverso para marchar el bicentenario glorioso de José Félix Ribas de la victoria de nuestra juventud y así lo hicieron, así lo hicieron estos cobardes fascistas y cuando, como lo ha hecho el programa Zurda Konducta que esta noche a las 9 de la noche va a presentar un programa especial de dos horas con todos los videos de todos los hechos de violencia, de las locuras del fascismo, invito a ver hoy a las 9 Zurda Konducta con un resumen de toda la locura fascista, ellos coordinaron ese evento y el ataque se realizó simultáneo entre las 2 y 3 de la tarde del 12 de febrero, los grupos que dirigen los ataques tienen entrenamiento, preparación para ese tipo de eventos, de violencia callejera, cómo movilizarse, cómo provocar, quién ataca primero, quién ataca después, van revestidos con bombas lacrimógenas, aceite, distintos armamentos para utilizarlos en las calles y así fue lamentablemente, utilizan como carne de cañón a un grupo de muchachos que han adoctrinado en el odio, en la intolerancia y en la locura política y ellos han dicho que se iban a las calles y que no iban a salir de las calles hasta que Maduro renunciara, yo quiero decirle a los locos fascistas que Maduro no va a renunciar ni un solo milímetro del poder que le ha dado el pueblo de Venezuela, voy a seguir en el poder porque el pueblo está en el poder.

—Aplausos.

Por esta Constitución lo juro, lo juro y lo juraré, nada me sacará del camino de construir la revolución bolivariana que nos dejó el comandante Hugo Chávez, de construir el socialismo como futuro de paz, de amor y de solidaridad de nuestro pueblo, un futuro de igualdad, dos modelos hay aquí muy claros, del lado de la oposición hay una sola política porque ellos pretenden presentarse como que unos deslindan de otros jugando distintos roles, esperando para ver si la locura fascista pega, si pueden incendiar al país, si se puede provocar una crisis política para salir ellos como salvadores, al final de cuentas quien calla otorga y son cómplices de los líderes fascistas que han lanzado el ataque violento contra el pueblo, contra la democracia y contra nuestra sociedad.

—Aplausos.

¿Alguien tiene duda de eso?

—¡No!

¿Alguien duda que hay un juego de doble rol en la oposición?

—¡No!

Quien calla otorga, nosotros no callamos porque nosotros defendemos una verdad muy grande, nosotros asumimos con valentía las posiciones, no andamos enculillados para ver si defendemos la paz o la violencia, para ver si condenamos a los violentos o no los condenamos, nos mandan mensajes que el Presidente espere un poquito, que después lo vamos a condenar, cobardes, por cobardes la historia se los va a tragar y este pueblo les va a pasar la cuenta completa oposición cobarde, cómplices de la violencia y del fascismo, así lo declaro.

—Aplausos.

Es muy grande lo que estamos defendiendo compatriotas.

—¡No volverán, no volverán, no volverán! ¡No volverán, no volverán, no volverán! ¡No volverán, no volverán, no volverán!

Es muy grande y hay que tener conciencia, no son tres, no son cuatro, no son cinco, modelos, proyectos o liderazgo que hay en el país, no, son dos, camarada Diosdado Cabello, quiero saludarlo Presidente de la Asamblea Nacional; compañera Cilia Flores, primera combatiente; Jorge Rodríguez, Elías Jaua, Jorge Arreaza, Hugo Cabeza, Rafael Ramírez, compañero, gobernadores, Tareck, Jesse, Darío, compañeros del alto mando militar, almiranta en jefa de la patria de nuestra Fuerza Armada, Carmen Teresa Meléndez; general en jefe Vladimir Padrino López, almirantes, mayores generales, generales, tenientes, primeros tenientes, soldados de la patria, no son tres, no son cuatro, no son cinco modelos ni proyectos que hay en Venezuela, no, hay dos, el de ellos que es el modelo del capitalismo neoliberal, privatizador, y ahora dirigido por un líder fascista y el otro, es éste que tengo aquí, el Proyecto de Bolívar, el Proyecto de Chávez, el Proyecto del pueblo de Venezuela.

—Aplausos.

El Proyecto de la Patria y aquí estoy yo, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela al frente y al mando del Proyecto de la Patria de todo nuestro pueblo, de la democracia verdadera.

—Aplausos.

Son dos que cada venezolano, como lo ha hecho durante estos quince años, tenga claro dónde estamos parados, que defendemos y hacia dónde vamos; hoy estamos viviendo circunstancias previstas por nuestro comandante Chávez, aquel 8 de diciembre en su despedida, ustedes recuerdan verdad, cuando nuestro comandante dijo “no faltarán quienes ante las nuevas dificultades pretendan aprovecharse para desestabilizar y destruir a nuestro pueblo” y luego dijo “que no se equivoquen porque tenemos patria, patria para nuestros hijos, que no se equivoquen porque tenemos pueblo” y luego llamó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y al pueblo unidad, unidad y más unidad y luego nos dejó una orden eterna que la llevamos en el alma, ante las nuevas dificultades llamó al pueblo, unidad, lucha, batalla y victoria, unidad, lucha...

—¡Lucha y victoria! Aplausos.

Porque diríamos nosotros ante nuestro pueblo y ante los pueblos del mundo que el pueblo venezolano ha demostrado que está más unido que nunca y que va a continuar victorioso este camino de revolución, de patria y de socialismo por eso hoy le gritamos a los pueblos del mundo Chávez vive...

—¡La lucha sigue!

¡Chávez vive!

—¡La lucha sigue!

Que lo escuchen los que han querido escuchar y los que se niegan y el odio los pone sordos.

—¡Chávez vive, la lucha sigue! ¡Chávez vive, la lucha sigue! ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Por eso yo quiero hacer un llamado a todo nuestro pueblo que ha demostrado sus convicciones en cada coyuntura, siempre ha demostrado su conciencia, si algo tiene el pueblo bolivariano es que no se deja confundir jamás, yo a veces les digo, o en el pasado les decía a alguna gente cuando los sentía medio confundidos les decía vente pa’ una esquina, ponte a hablar con el pueblo para que veas cómo el pueblo tiene la luz y la claridad de lo que hay que hacer en cada momento, el pueblo jamás se confundió, el pueblo jamás se confunde.

—Aplausos.

No ha nacido el fascista que confunda a este pueblo, por eso en esta circunstancia de la historia venezolana de hoy 15 de febrero del 2014 cuando estamos conmemorando un aniversario más de la instalación del Congreso de Angostura aquel 15 de febrero de 1819 donde se fundó la patria suramericana, donde se fundó la Colombia de Bolívar, la Gran Colombia, hace 195 años nuestro Libertador Simón Bolívar un día como hoy arengaba al Congreso de Angostura y le decía “legisladores mi opinión es que el principio fundamental de nuestro sistema –hablaba Bolívar del sistema que se estaba fundando para una nueva República- el principio fundamental de nuestro sistema depende inmediata, inmediata ya y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela”, sabía el Libertador y en eso se despegó años luz de su época histórica que sólo con la igualdad de los indios, los mestizos, los pardos, los negros, los blancos, sólo con la igualdad se podía refundar nuestra raza y se podía fundar la Nueva República independiente y soberana que nacía en el Orinoco, ese fue el proyecto que levantó Chávez, el proyecto de igualdad de Bolívar, como dijera Bolívar, de la igualdad establecida en las leyes, en la Constitución y la igualdad practicada, diríamos, hoy la igualdad practicada en las misiones sociales, en las grandes misiones y en la revolución socialista de Venezuela.

—Aplausos.

La igualdad establecida y practicada en la Misión Alimentación, la igualdad establecida y practicada en la educación pública universitaria, en la educación gratuita de los liceos, escuelas para nuestros niños y jóvenes, de la igualdad establecida y practicada en Barrio Adentro para la salud del pueblo, la igualdad establecida y practicada en las pensiones que hoy disfrutan nuestros viejitos, abuelitos y abuelitas.

—Aplausos.

Quiero saludar aquí miren, hablando de una de nuestras abuelitas, la caperucita roja, un aplauso.

—Aplausos.

Quién dijo miedo caperucita, la igualdad establecida y practicada, establecida y practicada en cada uno de los aspectos de nuestras misiones, en la generación de empleo, en la defensa de los sueldos y salarios, en la firma de los contratos colectivos como acabamos de hacer con los trabajadores petroleros que acaban de firmar un buen contrato de la clase obrera petrolera, felicitaciones.

—Aplausos.

Esos son los principios levantados por el comandante Chávez que disfrutan millones de venezolanos, esa es la fuerza para quien no lo haya entendido que nos ha llevado a consolidar una revolución que ha triunfado por la vía electoral 18 veces de 19 elecciones en 15 años rompiendo récord mundial de elecciones y de triunfos electorales.

—Aplausos.

Ustedes saben que nosotros somos combatientes y guerreros de la revolución, somos guerreros de las ideas y nosotros estamos llamando a toda Venezuela a combatir, oído, yo estoy llamando a toda Venezuela a combatir en las calles por sus ideas, por sus valores en un debate de altura con respeto a los derechos del pueblo, sin violencia, quiero decirlo claramente aquí, aquel que se llegara a poner una camisa roja con la cara de Chávez y sacara una pistola y agrediera a otro venezolano, ese no es chavista ni revolucionario, iría a la cárcel igualmente, yo pido el apoyo de ustedes.

—Aplausos.

No acepto grupos violentos en el campo del chavismo y la revolución, quien quiera tener armas para combatir con armas que se vaya del chavismo, así lo digo y lo digo con cuatro pares de voluntades que sí tenemos porque nosotros no somos cobardes como sí hay mucha cobardía en el campo de la oposición, no acepto violencia en el campo del chavismo, no, nosotros tenemos que ser un ejército, sí, pero tenemos, como decía José Martí, que ser el ejército de la paz, el ejército de la luz, el ejército del socialismo, no el ejército de la violencia y autodestrucción de la patria. Se equivocan quienes creen que son muy revolucionarios porque cargan un fusil, no, las armas de la república y de la revolución las debe tener sólo nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana única y exclusivamente.

—Aplausos.

Aquel que salga con armas a las calles se procederá legalmente, disciplina tiene que haber, mando único, disciplina, claridad estratégica, verticalidad en el mando y en el comando de la revolución, no al caos ni a la anarquía, no serán corrientes anárquicas violentas quienes aporten nada a esta revolución de paz, de amor del siglo XXI, ¿se entiende bien lo que digo?

—¡Sí!

¿Ustedes están de acuerdo?

—¡Sí!

Aprobado pues, vamos pa’ la calle pues. ¡Así, así, así es que se gobierna!

—¡Así, así, así es que se gobierna! ¡Así, así, así es que se gobierna!

Tenemos que diariamente revisar la táctica y la estrategia de los enemigos del pueblo, quiero ratificar aquí mi denuncia ante ustedes compatriotas, primero de verdad, verdad, a nombre de todos nuestros compañeros del alto mando político, de la dirección político-militar, del gobierno revolucionario quiero agradecer tanto respaldo, tanto apoyo, tanto amor que me han dado las mujeres, los jóvenes, los trabajadores venezolanos en todos estos días de lucha, muchas gracias, cuenten con mi lealtad y mi compromiso con el pueblo, jamás los traicionaré a ustedes.

—Aplausos. ¡Queremos justicia!

¿Qué pide el pueblo?

—Justicia.

No se oye su grito.

—¡Queremos justicia, queremos justicia, queremos justicia!

¿Se escucha el sonido allá atrás compañeros?, ¿el pueblo quiere justicia, justicia contra el fascismo y la violencia?

—¡Sí!

Va haber justicia compatriotas, el fascismo se combate con la ley y con la justicia y con castigo severo.

—Aplausos.

Ahora como estaba diciendo antes, al principio, una vez que el fascista, que se la pasa con la sobredosis y la voladora, llamado el trono, mandó a estos muchachitos violentos entrenados por él a destruir la fiscalía y destruir media Caracas, él fue a esconderse, es un cobardón, como todos los fascistas es un cobarde, un tribunal de la República ordenó su detención el propio 12 de febrero y las fuerzas de seguridad del Estado lo están buscando, entrégate cobarde, el pueblo quiere justicia cobarde.

—Aplausos y grito de consignas.

Habrá justicia ustedes verán, dice el fascista que si se hace justicia él va a incendiar Venezuela, ¿qué creen ustedes?

—Gritería.

A Venezuela no la incendia nadie, Venezuela lo que va a tener es justicia y paz, paz y justicia es lo que va a tener nuestra patria para nuestro pueblo. ¡Alerta, alerta el pueblo! ¡Alerta la Fuerza Armada!

—Aplausos. ¡Alerta, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina!

La fuerza de Bolívar, ahí va la fuerza de Bolívar, mira, el tricolor volando alto, como vuelan las ideas, los sueños y la esperanza de este pueblo que recobró su camino histórico con Chávez, que es dueño de su destino, un pueblo educado, culto es lo que tenemos, un pueblo con conciencia, tenemos un pueblo de bien, un pueblo que ama a su familia, que ama la paz, que ama a su comunidad, ese es el pueblo chavista, que abran los ojos los que quieran patria y paz.

—Aplausos.

Aquí hay un pueblo bolivariano con valores de amor, de solidaridad verdadera, un pueblo noble y honesto, luchador, disciplinado, un pueblo que practica la lealtad suprema con el comandante Chávez y su proyecto bolivariano, un pueblo que ha demostrado que le va a ser leal a Chávez como se lo prometió, como se lo juramos. Un día le juramos a nuestro comandante que le íbamos a ser leales en esta vida y más allá de esta vida, y aquí estamos cumpliendo el juramento de lealtad que una vez hicimos frente a nuestro comandante Chávez, todo un pueblo cumpliendo con amor.

—Aplausos.

Ayer salimos a caminar, ayer fue el día de los enamorados. Levanten la mano quien lo celebró.

—Gritería.

¿Qué hicieron ayer?

—Gritería.

Que alguien me cuente que hizo ayer para celebrar, ¿bailaron?

—Gritería.

¿Se abrazaron?

—¡Sí!

¿Se besaron?

—¡Sí!

¿Cantaron?

—¡Sí!

Así debe ser, el pueblo feliz de Venezuela debe abrazarse, amarse, besarse, vivir, ser feliz, no dejemos que el odio del fascismo nos perturbe.

—Aplausos.

¿Cuántos besos se dieron?

—Bulla.

¿No los contaron?

—¡No!

El próximo 14 de febrero vamos hacer un concurso público para ver quién da más besos durante 24 horas, vamos hacerlo por Tves con Winston Vallenilla. ¿Están de acuerdo?

—¡Sí!

Ayer fuimos, yo invité a Cilia después del acto a que fuéramos a cenar a un restaurante que queda aquí en el casco histórico, el restaurante El Solar, ¿ustedes vieron las fotos?, hay que publicar la foto y el video, ahí recibimos un baño de amor de la juventud que estaba en la calle.

—¡Beso, beso, beso!

Déjense de eso (beso).

—Gritería.

Con beso, con abrazos y con amor convirtamos cada día que pase de nuestra vida en el día de la amistad, del amor, de la verdad, del cariño, de la querencia, del querer, sintámonos orgullosos de amar tanto la vida, de amar tanto a la patria, de amar tanto el sueño de Bolívar, de amar tanto a nuestro comandante Chávez, sintámonos orgullosos de ser venezolanas, venezolanos, bolivarianos del siglo XXI.

—Aplausos.

Entonces nos fuimos y en cada esquina que caminamos estaba la juventud bailando, bailando changa, salsa, rap, reggaeton, cantando, muchos de ustedes deben estar enratonados a esta hora con sus lentes oscuros, se acostaron a las seis de la mañana ¿verdad? y se vinieron pa’ acá a las 7:00 sin dormir, levanten la mano los que no durmieron.

—Gritería.

Así es, los patriotas podemos ir a rumbear y luego a la calle a combatir y a triunfar, rumbear y triunfar es la consigna.

—Aplausos.

(silba) Y continuamos caminando, me llamo la atención lo siguiente, en cada esquina que yo iba los jóvenes, uno, otro, muchacha, muchacho, una señora con sus hijos que está allí celebrando, el mesonero, el cocinero del restaurante, un grupo de jóvenes que estaban haciendo una cola porque hoy lanzaban un modelo de teléfono celular Movilnet especial, no sé ni cómo se llama y había como 500 jóvenes haciendo la cola desde esa hora para comprar el celular de última generación, tecnología androide, aquí está el teléfono miren, Movilnet está lanzando la más moderna tecnología, aquí está, miren ¿ustedes ya lo tienen?

—¡No!

Bueno, ya lo van a tener, para eso es la revolución, para darle al pueblo la más alta calidad de servicios públicos que jamás haya tenido, Revolución III se llama el teléfono, Revolución III, con erre, ustedes saben ¿qué me decían los jóvenes?, me abrazaban y me decían, una señora me dijo Maduro gracias por haber sido tan leal y haber amado tanto a nuestro comandante y lloraba, gracias Maduro, pero todos los jóvenes en todas las esquinas del centro de Caracas que caminamos a las 12 de la noche, a la 1 de la mañana me dijeron lo mismo, Maduro sigue pa’lante Maduro, no te rindas Maduro, no te rindas que tu pueblo te apoya.

—Aplausos.

Y yo le dije a todos jamás, jamás he pensado en rendirme, los revolucionarios no nos rendimos, que lo sepa el pueblo de venezolanos, los revolucionarios combatimos, combatimos y combatimos siempre hasta la victoria final.

—Aplausos. ¡Con Chávez y Maduro el pueblo está seguro! ¡Con Chávez y Maduro el pueblo está seguro! ¡Con Chávez y Maduro el pueblo está seguro!

Por eso compatriotas yo quiero ratificar el llamado máximo...

—Aplausos. ¡Maduro amigo, el pueblo está contigo! ¡Maduro amigo, el pueblo está contigo! ¡Maduro amigo, el pueblo está contigo!

Yo quiero ratificar mi llamado a la paz a toda Venezuela, a la oposición venezolana la llamo una vez más, a sus líderes, partidos y jefes políticos, recojan a sus locos, controlen a sus locos, recojan a sus locas, locos, loquitos, loqueros, loqueras, fascistas, es responsabilidad tuya y tuya Ramón Guillermo Aveledo, Capriles Radonski, Ramos Allup, es su responsabilidad, toda la violencia que venga de hoy en adelante, así lo digo, recojan a sus locos, le hago un llamado a los que están en la calle pequeños grupos fascistas a que cesen la violencia, no voy a permitir que se tranquen más autopistas en este país ni vías principales de acceso, las órdenes están dadas, ¿cuento con el apoyo del pueblo?

—Sí.

Mira lo que hicieron ayer, aquí está el ministro Haiman El Troudi, ayer en el Municipio Chacao, Municipio Baruta del estado Miranda, ¿quién es el gobernador de Miranda?

—Capriles Radonski.

Bueno gobernador de Miranda, usted es responsable de la paz o de la violencia en su estado, igual los alcaldes Gerardo Blyde, Ramón Muchacho, Carlos Ocariz, si quieren apoyo, apoyo tienen, pero asuman su responsabilidad de garantizar la paz, la circulación, miren lo que pasó ayer, ustedes no lo saben, ayer fueron atacadas con bombas molotov y piedras las unidades de Metrobús en todas las líneas y rutas del este, 40 autobuses destruidos por los fascistas ¿es eso justo?

—¡No!

Varios trabajadores de Metrobús heridos, varios usuarios...

—Grito de consignas.

Yo he decidido, a partir de hoy, suspender el servicio de Metrobús en los municipios Chacao, Baruta y Sucre, ¡suspendido ya!

—Aplausos.

No va haber Metrobús. Y he suspendido también el servicio del Metro de Caracas en las estaciones del Este de Caracas que han sido agredidas por los fascistas.

—Gritería y aplausos.

Altamira, las rutas de Metrobús, miren, oído, Altamira-Los Cortijos, suspendida; Altamira-Caurimare, suspendida; Altamira-El Cafetal, suspendida; Altamira-La Trinidad, suspendida; Altamira-Santa Paula, suspendida; Cortijos-Boleíta, suspendida; Chacaíto-Las Mercedes, suspendida; Alí Primera-San Antonio, suspendida. Porque en San Antonio de los Altos también estos pequeños grupos de locos fascistas atacaron las unidades de Metrobús.

¿Ese es el camino que le proponen los jefes políticos de la oposición al país? Bueno, amanecerá y veremos, como dicen, vamos a ver si tienen voluntad, si tienen valentía para de verdad deslindar de grupos golpistas. Cómo se puede entender la agresión a una unidad de Metrobús, la más moderna del mundo, con aire acondicionado, con usuarios adentro, viejitos, viejitas que viajan gratis; niños, niñas, estudiantes, a piedra, a molotov.

Tuvimos que sacar de emergencia heridos de las unidades.

¿Qué opinas tú de eso, Ramos Allup, Capriles Radonski, Ramón Guillermo Aveledo? ¿Tú estás de acuerdo? O vas a decir que es culpa mía también.

¡Es culpa mía, pues! ¡Es culpa mía por no haber metido preso antes que atacaran esos fascistas! Es la única culpa que tengo.

—Aplausos.

¡Es la única culpa que tengo! Y me voy a curar de esa culpa, me voy a curar de esa culpa.

¿¡Cuento con su apoyo?!

—¡Sí!

Bueno, todo el mundo alerta, pues.

—¡Así, así, así es que se gobierna! ¡Así, así, así es que se gobierna! ¡Así, así, así es que se gobierna!

Compatriotas, siempre para todos los momentos históricos ha sido vital... Yo le voy a pedir a los compatriotas que han traído sus hermosas pancartas y sus hermosas banderas, para ver si esta parte de esta asamblea pudieran bajarlas pa’ verle la cara a todos los compatriotas que han venido a este acto. ¿Están de acuerdo?

—¡Sí!

Vamos a bajarlas un poquito, pues, pa’ vernos la cara. Levanten la mano, levanten la cara, sonrían. ¡Viva Chávez!

—¡Viva!

Asistente: ¡Viva Maduro!

—¡Viva!

Presidente Nicolás Maduro: La juventud, las mujeres, la clase obrera, la clase media. Todas nuestras batallas, compatriotas, todas nuestras batallas, los empresarios honestos, las tenemos que dar con la mayor unidad, unidad de mando, unidad de acción, unidad del corazón, unidad de la mente, unidad del alma, unidad ideológica, unidad política. Y yo llamo a la unidad a todo el pueblo que quiere paz, vengan, vamos juntos. Yo llamo a la unión a toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, al Ejército, a la Armada, a la Aviación, a la Guardia Nacional Bolivariana, a la Milicia Nacional Bolivariana, a la Policía Nacional. Yo llamo a la unión cívico-militar para la batalla que estamos dando contra el golpe de Estado fascista.

—Gritería y aplausos.

¡Unión cívico-militar! Para la construcción de la patria. Mientras tanto yo les ratifico a todos y a todas, no dejemos que no distraigan de nuestro trabajo. Eso sí mosca, alerta, guardia alta.

En estos días en la noche los fascistas tenían unas mil quinientas personas en Chacao, y estaban pensando venirse a Miraflores a asaltar el Palacio de Miraflores, lo denuncio. ¡Alerta! Ellos pudieran intentar cualquier locura, porque quien los dirige es un loco fascista, un ególatra, un burguesito, bien cobardito, muy, muy, muy, muy cobardito, no llega ni a cobarde. No digo más. Ustedes se imaginan todo lo demás.

Y ahora anda por allí buscando pistoleros. Atención en los barrios, están buscando gente, comprar muchachos para que salgan a matar, y están buscando unos sicarios para tratar de asesinarme. Así lo denuncio al pueblo, a nuestra Fuerza Armada. No podrán con nosotros, yo sé que no podrán con nosotros. Y sé muy bien que la vida nos dará largos años para servirle al pueblo, para que este pueblo vea realizado el sueño de Bolívar, de Chávez y de nuestros hijos.

—Aplausos.

Un ojo abierto. ¡Abran un ojo! Y el otro también.

—Risas.

La guardia en alto. Con una mano controlando fascistas, monstruos, ególatras, burgueses, oligarcas, asesinos; y con la otra mano estudiando, con la otra mano, muchachos con el libro estudiando.

La juventud está hecha para estudiar y formarse. Y estoy de acuerdo con la consigna de ustedes: ¡Hay que estudiar, hay que estudiar! Y hay que estudiar compañeros estudiantes y jóvenes, vamos a las clases a estudiar.

—Aplausos y grito de consignas.

¡Hay que estudiar! A los jóvenes a estudiar con amor, a compartir, a aprender a través de la amistad, aprender a construir comunidad en la universidad, en el barrio, en el liceo, en la esquina, en la casa del pana, comunidad, hermandad, lealtad, felicidad. Los jóvenes no están para irse a las calles a vomitar odio. ¡No!

Da tristeza ver a ese joven que dijo que quería matarme. ¡Pobre padre, pobre madre! Perdieron la siembra de amor, si algún día se lo dieron a ese muchachito.

O el joven que iba caminando por la Autopista del Este ayer. ¿Ustedes lo vieron?

—¡Sí!

Y entonces vino y le preguntó el periodista: “¿Por qué tú estás protestando en la calle?”.

—Para que Maduro renuncie.

“¿Y por qué?, ¿hasta cuándo tú vas a estar en la calle?

—Hasta que Maduro se vaya.

¡Muchachito!, sácate el odio. Iba con una muchachita al lado. Échale los perros a esa muchachita, empátate con alguien. ¡Practica el amor, no la violencia!

—Gritería.

Diecinueve años es para amar, para cantar. ¡Practica el amor, no la guerra!

—Aplausos.

¡Haz el amor, no la violencia, muchachito fascista! Aprende a amar, aprende a acariciar a una mujer, aprender a leerle un poema, ¡carajo! ¡Aprende a cantarle una canción! Pero deja de incendiar Venezuela, muchachito fascista.

Pero esos muchachitos son una minoría, pero son expresión, tienen una intoxicación de cacerolas en el cerebro, nacieron con una cacerola en el cerebro. ¡Pobre muchacho, pues! A los 8 años: ¡Chávez se va, Chávez se va! ¡Chávez es el monstruo! Y ¡de tal palo...!

—¡Tal astilla!

Tal polilla, porque no es astilla, es una polilla. Las polillas fascistas. No, no, no, muchachos jóvenes.

¡Levanten la mano los estudiantes!

—Gritería.

¡¿Quieren ver el movimiento estudiantil?!

—¡Sí!

Vengan para que vean el verdadero movimiento estudiantil que estudia, que trabaja, que canta, que ama, que vive, que es feliz.

—Aplausos.

Que cree en la patria, que lleva la patria aquí en el pecho, en el corazón.

—¡Y ya llegó, y ya está aquí, el movimiento estudiantil! ¡Y ya llegó, y ya está aquí, el movimiento estudiantil! ¡Y ya llegó, y ya está aquí, el movimiento estudiantil!

Así que yo los llamo. Levanten la mano los trabajadores y trabajadoras.

—Gritería.

Aquí lo que hay es estudiantes, trabajadores... Levanten la mano las mujeres.

—Gritería.

Levanten la mano los campesinos.

—Gritería.

Levanten la mano los pescadores y pescadoras.

—Gritería.

Levanten los soldados y soldadas de la patria.

—Gritería y aplausos.

Por allá veo las banderas del movimiento de la sexodiversidad. Un saludo a los muchachos sexodiversos, ahí están con sus banderas.

Allá está el Gran Polo Patriótico, el Partido Socialista Unido de Venezuela.

—Gritería.

El Partido Comunista de Venezuela y su gallo rojo.

—Gritería.

La Unión Por Venezuela, UPV. ¡Que viva Lina Ron!

—Gritería.

El NCR, Podemos, PPT, el MEP, Gran Polo Patriótico. Toda la patria.

—¡Aquí está, esta es, juventud del PSUV!

¡La juventud del PSUV con su canto!

—Gritería y aplausos.

¡Redes!

Bueno, compatriotas, a todos yo los llamo, a los trabajadores, a las trabajadoras, a trabajar; a los policías. Quiero un aplauso a la Policía Nacional Bolivariana por todo el esfuerzo que hacen para mantener la paz,

—Aplausos.

¡Un aplauso a la Guardia Nacional Bolivariana por su paciencia, su conciencia!

—Aplausos.

Allí está la banda de la Unefa, la banda marcial, la banda musical; allá está un tío mío. (risa) Mira, allá está en el público. Tenía años que no lo veía. Allá, mira. Mi tío Vicente.

Bueno, compatriotas, con una mano guardia en alto, jab, gancho, para contener las fuerzas del fascismo. Con una mano vamos haciendo justicia ante los cobardes que huyen, que mandan como carne de cañón a muchachos a destruir con violencia a la sociedad, y ellos se esconden en sus madrigueras y en sus mansiones. ¡Cobarde, cobarde, y mil veces cobarde fascista!

Y con la otra mano a estudiar, a trabajar, a vivir y a hacer que nuestra patria siga su rumbo de democracia, de prosperidad, de crecimiento económico, de educación libre, gratuita y pública, siga su camino de paz. He llamado ayer, lancé ayer un plan de paz y convivencia, un plan de paz para la pacificación de Venezuela.

Quiero llamarlos a todos, gobernadores, alcaldes, pero sobre todo quiero llamar al pueblo de Venezuela a que se incorpore al plan de paz y convivencia. ¿Ustedes me van a acompañar al plan de paz?

—¡Sí!

Vamos a reconstruir Venezuela, sus valores morales, espirituales, vamos a reconstruirlos para tener una patria de paz, un barrio de paz, una universidad de paz, una comunidad de paz; para tener paz, paz, paz, paz. La paz jamás surgirá del odio, la paz jamás surgirá de la intolerancia, jamás. La paz jamás surgirá del racismo, del fascismo, del capitalismo, la paz sólo puede surgir de un pueblo que se respete , que aprenda a convivir con sus diferencias, la paz sólo va a surgir del amor que sintamos por la patria, por nuestros hijos, por nuestra historia, por nuestro futuro, solo surgirá la paz del amor, única y exclusivamente.

Así que compatriotas, hoy aquí en la avenida Bolívar declaremos que hemos constituido el ejército venezolano de la paz, del amor, de la patria y de la vida.

¡Que viva la paz!

—¡Que viva!

¡Que viva la patria!

—¡Que viva!

¡Que viva Bolívar?

—¡Que viva!

¡Que viva Chávez!

—¡Que viva!

Y que viva por siempre el derecho del pueblo a vivir en democracia y a vivir viviendo.

¡Que viva el pueblo de Venezuela!

—¡Que viva!

¡Hasta la victoria siempre!

—¡Venceremos!

Enarbolemos nuestra bandera como debe ser, amarillo, azul y rojo, que es la bandera de la patria. Adelante, compatriotas.

(Fin de la cadena nacional)