Sobre la independencia de Cataluña

1919-10-04 - Salvador Seguí




Se habla con demasiada frecuencia por cierto, de los problemas de Catalunya. ¿Qué problemas de Catalunya? En Catalunya no hay ningún problema, el único problema que se pudiera haber planteado en Catalunya está planteado por nosotros, pero el problema que está planteado por nosotros no es un problema de Catalunya, es un problema universal. Cuando han venido aquí las representaciones organizadas por la burguesía catalana a hablar de problema de Catalunya, no han hecho más que desviar la opinión y decir cosas que no se ajustaban a la realidad de los hechos.

En Catalunya -hay necesidad de decirlo así- existe otro problema que el nuestro, y éste he dicho ya anteriormente, que no es un problema de Catalunya que es de España y es universal. En Catalunya no hay problema catalán, porque allí solamente siente ese problema la burguesía organizada, que está bajo los auspicios de la Liga regionalista.

Allí no hay problema catalán, porque de haberlo, a estas horas Cambó no hubiera sido ministro ni sería tampoco ministrable.

En Catalunya no hay otro problema palpitante que un problema perfectamente humano, el cual personificamos nosotros, nosotros somos el portaestandarte de esta expresión humana, de este problema humano.

La Liga regionalista ha pretendido, y en parte ha logrado, dar a entender a toda España que en Catalunya no había otro problema que el suyo, el regionalista. Esta es una falsedad, en Catalunya no existe otro problema que el que existe en todos los pueblos libres del mundo, en toda Europa, un problema de descentralización administrativa que todos los hombres liberales del mundo aceptamos, pero un problema de independencia nacional, un problema de autonomía que esté lindante con la independencia, ese no existe en Catalunya, porque los trabajadores de allí no queremos, no sentimos ese problema, no solucionamos ese problema bajo esas condiciones.

Que se dé, no ya la autonomía, que ésta después de todo es aceptable, que se dé incluso la independencia a Catalunya, y ¿sabéis quienes serían los primeros en no aceptar la independencia en Catalunya? Nosotros, no, de ninguna manera, nosotros nos entenderíamos muy bien y pronto con la burguesía catalana. ¿Sabéis repito, quiénes serían los primeros en no aceptar la independencia de Catalunya? Los mercaderes de la Liga regionalista, la misma burguesía catalana, que está dentro de la Liga regionalista sería la que no aceptaría de ninguna manera la independencia de Catalunya.

No existe el problema de Catalunya, volvemos a insistir sobre ello y no será la última vez que lo hagamos, no existe ese problema, porque la gran masa del proletariado de Catalunya, porque incluso la clase media de Catalunya, incluso las clases directoras, las altas clases sociales de Catalunya no sienten ese problema, no quieren la resolución de ese problema……..”



Enviado por Enrique Ibañes